0

Tu carrito está vacío

MEJORA LUBRICACIÓN Y ALCANZA EL ORGASMO

diciembre 11, 2020 5 minutos de lectura

MEJORA LUBRICACIÓN Y ALCANZA EL ORGASMO

¿Te ha pasado alguna vez que has estado excitada pero aun así no has lubricado? ¿has pasado por periodos de sequedad vaginal? Si tu respuesta es sí, déjame decirte que no eres la única. Son varias las mujeres que reportan insatisfacción en su vida sexual producto de la sequedad vaginal. Ésta muchas veces se suele asociar a la menopausia, pero la verdad es que puede manifestarse en cualquier periodo de tu vida. A continuación te entrego algunos tips para que puedas mejorar tu lubricación y disfrutar más plenamente en el acto sexual.

La sequedad vaginal se produce cuando existe un desequilibrio entre la lubricación natural (mucosa) y la flora vaginal, conjunto de microorganismos que habitan y protegen la vagina. Este desequilibrio puede provocarse por diversos factores, pero antes de señalarlos tenemos que saber primero ¿qué es la lubricación? 

La lubricación vaginal consiste en la producción de líquido vaginal proveniente de la lubricación vulvar, de las glándulas de bartolino, eyaculación de las glándulas parauretrales, y la lubricación genital excitatoria. Surge principalmente en respuesta a la excitación sexual y su principal objetivo es evitar una penetración dolorosa. Si bien la lubricación es una respuesta natural del cuerpo frente al deseo y la excitación sexual, en algunos casos puede haber excitación sin lubricación. ¿A qué se debe lo anterior? Ahora sí te contamos algunos de los factores que influyen en la respuesta sexual de lubricación 
  1. Una incorrecta o insuficiente estimulación: Puede ser que tú o tu compañero sexual no estén realizando una correcta estimulación. Si bien la “correcta” forma de estimular el clítoris, por ejemplo, es muy personal y varía de una mujer en otra, existen algunas consideraciones generales que quizá puedan ayudarte, aunque siempre lo más importante será la comunicación que mantengas con tu compañero/a sexual y estar atento/a al feedback verbal y no verbal. 

    Para estimular el clítoris te recomendamos partir con delicadeza y a medida que aumenta la excitación puedes ir aumentando la presión, siempre y cuando a tu compañero/a le apetezca, o que a ti te apetezca, en caso de que estés practicando la autoestimulación. Realiza movimientos circulares, de arriba a abajo, de lado a lado, zigzag y/o presionándolo entre dos dedos.  También puedes estimularlo a través de la fricción con la almohada u otro objeto. 

  2. Cambios hormonales: La disminución de estrógenos está muy relacionada con la sequedad vaginal. Éstos disminuyen progresivamente con los años, sobre todo en la menopausia, también varían dependiendo de la etapa de ciclo menstrual en la que se esté.  Cuando estamos ante la presencia de un flujo más blanquecino y espeso hay menos estrógenos y cuando está más liquido hay más.  

    La vaginitis atrófica es una afección causada por el adelgazamiento, resequedad e inflamación de las paredes vaginales que puede ocurrir cuando tu cuerpo tiene menos estrógenos. 

  3. Síndrome de Sjögren: Consiste en una enfermedad autoinmune en la que las glándulas del cuerpo no son capaces de producir suficiente humedad.  

  4. Medicamentos: La producción de estrógenos también puede disminuir por la toma de medicamentos para tratar el cáncer de mamas. Los anticonceptivos orales también ocasionan cambios hormonales que pueden desencadenar disminución del deseo sexual y problemas de lubricación. Igualmente, los antidepresivos, ansiolíticos, antihipertensivos y antihistamínicos.  

  5. Drogas: El alcohol, el tabaco y la marihuana también dificultan la lubricación. ¡Sí, la marihuana también! son las membranas mucosas las que se secan, por tanto, lo más probable es que si se nos seca la boca también se nos seque la vagina. Quizá dirás, pero ¿cómo? si a mí me aumenta el deseo sexual, y sí, a bajas dosis puede que no tenga efectos en la función sexual, pero el consumo abundante y prolongado en el tiempo sí tiene sus costes. Igualmente, el consumo de tabaco prolongado en el tiempo disminuye los niveles de estrógenos y ya sabemos qué pasa cuando disminuyen. 

  6. Estrés: El ritmo de vida, la sobrevaloración de la productividad, las responsabilidades y, en definitiva, todo aquello que nos genera estrés afecta nuestra vida sexual. El estrés influye en la regulación hormonal que, además del cortisol, involucra otras hormonas, como las sexuales. Además, el estrés nos desconecta del disfrute, disminuye el deseo sexual, y por ende la lubricación. 

  7. Infecciones de Transmisión Sexual/Candidiasis: Algunas infecciones de transmisión sexual causan ardor, picazón y dolor durante la penetración, disminuyendo el placer, el deseo sexual y por ende la lubricación. Lo mismo sucede con la Candidiasis que interfiere en la respuesta de excitación y lubricación. 

  8. Problemas con tu compañero/a sexual:Las discusiones inconclusas y las diferencias de opinión no resueltas también influyen. Además, no tener buena comunicación con tu pareja en el acto sexual; no comunicar qué te gusta y qué no, tiene sus repercusiones puesto que, como señalamos en el primero punto, una incorrecta o insuficiente estimulación no logrará generar la respuesta de excitación y, en consecuencia, es poco probable que lubriques
Entonces... ¿qué es lo que puedes hacer para mejorar la lubricación vaginal? Visita al ginecólogo/a, eso es lo primero que debes hacer para que un profesional vea tu caso en particular, como ya señalamos no hay una única causa, por tanto, tampoco un único tratamiento.  Sin embargo, a grandes rasgos, algunos consejos que pueden ayudarte son los siguientes: 
  • Busca momentos de relajación. Dedícate unos minutos al día a meditar, hacer yoga o practicar algún ejercicio de relajación que te ayude a liberar el estrés. 

  • Cuida tu alimentación. Se recomienda incluir grasas saludables en la alimentación diaria como el aceite de oliva, frutos secos, huevos, salmón, maíz, semillas, mantequillas, etcétera. Eso sí, es importante que sea en equilibrio de lo contrario será contraproducente. 

  • Mantén una buena higiene vaginal. Lávate la vulva solo con agua para no alterar el pH natural, usa ropa cómoda de algodón, no uses ropa ajustada, ni perfumes o desodorantes genitales. 

  • Utiliza lubricantes en base a agua o siliconados. Utiliza lubricantes híbridos y/o siliconados. Evita los productos en base a aceite, como la vaselina, aceite para bebés, aceite vegetal, ya que éstos pueden adherirse a la mucosa vaginal y alterarla e incluso favorecer el desarrollo de microorganismos. También pueden dañar el condón. De hecho, un estudio publicado en la revista Obstetrics and Gynecology encontró que las mujeres que habían usado vaselina como lubricante en el mes anterior tenían más del doble de probabilidades que las que no la usaban de tener vaginosis bacteriana. Mucho menos utilices cremas para el cuerpo ya que suelen ser irritantes para los tejidos vaginales. 
El lubricante íntimo K- Intt es a base de agua y se asemeja a la lubricación natural de la mujer Su uso está indicado para mujeres que padecen sequedad vaginal por cambios hormonales, pero también se puede utilizar para lubricación adicional en el sexo o incluso para el uso de juguetes y condones, ya que su composición natural a base de agua no daña estos materiales. 
K-Intt es ideal para usarse a diario permitiendo una vida sexual mucho más placentera. 
  • Humectantes e hidratantes. Los hidratantes, a diferencia de los lubricantes que son más esporádicos, tienen la finalidad de mantener la humedad más o menos constante en la vagina favoreciendo su estabilización natural.  

  • Estrógeno tópico. Si tu problema es la disminución de los estrógenos, existen cremas, supositorios, anillos vaginales y tableta vaginal de estrógenos. Estos productos deben ser recetados por un ginecólogo/a es éste quien dirá cuál es el tratamiento más idóneo para ti

  • Aumenta el tiempo que le dedicas a excitarte. La excitación mental a veces tarda un tiempo en sincronizar con la excitación física.  
La sequedad vaginal tiene solución, no esperes que desaparezca por sí sola, consulta con un especialista y empieza a disfrutar de un sexo bien húmedo.    

Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Ver artículo completo

NO TE AVERGÜENCES DE TUS “PEOS VAGINALES”
NO TE AVERGÜENCES DE TUS “PEOS VAGINALES”

enero 08, 2021 3 minutos de lectura

En este articulo te contaremos en detalle todo sobre los peos vaginales: ¿por qué se producen?, ¿son algo de lo que me deba avergonzar? ¿debo preocuparme si tengo muchos peos vaginales? ¿son naturales?, ¿qué se puede hacer para evitarlos? etcétera.
LO QUE NECESITAS SABER SOBRE SQUIRT
LO QUE NECESITAS SABER SOBRE SQUIRT

diciembre 23, 2020 4 minutos de lectura

La industria del porno hizo muy conocida la práctica del squirt, sin embargo, al mismo tiempo creo muchos mitos en torno a la misma. En este articulo desmontaremos mitos y te entregaremos tips para lograrlo.
MEJORA TU VIDA SEXUAL MINDFUL SEX
MEJORA TU VIDA SEXUAL MINDFUL SEX

noviembre 30, 2020 4 minutos de lectura

Mindful-sex significa llevar tu atención plena al momento presente durante el sexo, centrándote en las sensaciones corporales y las emociones que se genera con tu pareja. En este artículo te entregaremos técnicas para mejorar tus relaciones sexuales a través del Mindfulsex

Suscríbete

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios, y mejorar nuestros servicios.