0

Tu carrito está vacío

Cómo aumentar nuestra salud

marzo 19, 2020 3 minutos de lectura

Este artículo va dirigido para las personas con útero.

 Lo primero que debemos saber es diferenciar los tipos de energías.

Jing: Es la energía principal con la que todos nacemos, es esencial para llevar a cabo las funciones del cuerpo. Todas las demás energías dependen del Jing; se transforma en Chi o fuerza vital, en la medida en que interactúa con los organos vitales.

Ching: Es la energía que producen los órganos sexuales. En la mujer es la energía de los ovarios y en el hombre es la energía del esperma. La energía Ching es más densa que el Chi, por lo que se mueve más lentamente cuando circula por el cuerpo. En la medida que uno circula la energía Ching dentro del cuerpo; los órganos se revitalizan y se nutren.

La energía sexual es la única que puede ser duplicada, triplicada o aumentada aún más, por lo que, si intentamos conservar o restaurar la energía principal que se ha perdido contamos con la energía sexual para crear este poder extra, si es que la conservamos, la reciclamos y la transformamos en energía principal.

La energía Jing (principal) de la mujer le proporciona su fuerza vital. Esta fuerza se almacena en mayor proporción en los ovarios. Los ovarios producen constantemente energía sexual. El proceso de respiración ovárica libera la energía producida por los ovarios y permite acumular esta energía que tiene una cualidad Yang (activa) en el cuerpo de la mujer. Después de la ovulación y antes de la menstruación la energía es más suave, debido a que las propiedades de la energía cambian de Yang a Yin (pasiva). También durante este periodo del ciclo la energía se encuentra en su nivel superior de desarrollo para ser absorbida y transformada. Si se práctica diariamente la respiración ovárica se puede iniciar el proceso de reabsorción y de acumulación de la fuerza vital que de otra manera se pierde en la menstruación. Este es el proceso mediante el cual la energía sexual se transforma en Chi (energía de curación)

Ejercicio

Pasos a seguir para la práctica de la respiración ovárica:

 

  1. Imagínate la forma de tu matriz y tus ovarios. Cuando eres capaz de visualizar una parte de tu cuerpo, puedes establecer una conexión más clara con ella porque conectas el cuerpo con la mente.
  2. Lo siguiente es averiguar dónde está situada tu matriz. Ponte de pie o sentada y coloca los pulgares juntos a nivel del ombligo y haz un triángulo con los dedos índices. Tus índices se tocan aproximadamente a la altura de este órgano. La matriz tiene el tamaño aproximadamente de una pequeña pera. (El lugar donde se apoyan los meñiques está aproximadamente a la altura de los ovarios).
  3. Inspira y espira suavemente, practica la sonrisa interior hacia tus órganos femeninos y deja que la punta de los dedos busquen a los ovarios y los ovarios desde dentro busquen a los dedos. Cuando notes que los ovarios empiezan a responder; los notarás más presentes o vibrantes… de nuevo al inspirar contraes los músculos del periné y vas llevando esta succión del periné hacia arriba al encuentro del cuello de la matriz (vigila de no subir los hombros, ni tensar la boca). Al espirar imagina que la energía de los ovarios viaja a través de las trompas hacia la matriz. Relaja de nuevo tu periné. Repites la respiración ovárica varias veces, escuchando las sensaciones que se van despertando en tu interior.
  4. Cuando notes suficiente energía en el interior de tu matriz puedes hacerla circular por la órbita microcósmica y finalizar en tu centro. Puedes masajear circularmente y en espiral todo tu vientre para distribuir y asimilar el flujo de energía vital (36 giros en espiral de pequeño a grande en dirección de las agujas del reloj y 24 giros en espiral de grande a pequeño en dirección inversa a las agujas del reloj, terminando en el ombligo).

 ¿Cómo sé que estoy realizando bien el ejercicio?

Notarás que la duración de tu flujo menstrual se acorta, disminuyen los cólicos y otros problemas asociados con tus periodos. Incluso puede llegar a suspenderse la menstruación debido a que toda la energía sexual se transforma en energía vital superior

También hay que tener en consideración que la menstruación puede suspenderse por una dieta insuficiente, depresión, estrés, entre otros. Ya que el cuerpo normalmente toma la energía de cualquier recurso disponible, un cuerpo que requiere energía adicional hace compensaciones para complementar la energía en donde sea necesaria.

¿Cuándo practicar la respiración ovárica?

En el periodo comprendido entre el final del sangrado y la ovulación.

Si estás embarazada es mejor no practicarla para evitar que la energía se desvíe del proceso de gestación.

 



Ver artículo completo

UN HOMBRE EN DECONSTRUCCION
UN HOMBRE EN DECONSTRUCCION

septiembre 05, 2020 9 minutos de lectura

Este relato Anónimo nos invita a reflexionar sobre la revolución que ocurre dentro de nosotros mismes, Es nuestra responsabilidad aportar nuestro granito de arena, para poder construir un nuevo futuro..
TRANS WEB 4.0 EROTISMO Y MUERTE
TRANS WEB 4.0 EROTISMO Y MUERTE

agosto 25, 2020 3 minutos de lectura

Nuestros amigos de FAE recogen la pulsión del cuerpo en aislamiento y la encamina a nuestro propio entendimiento y goce. Hasta que el deseo nos separe y nos vuelva a unir.

AMOR PROPIO, BODY POSITIVE
AMOR PROPIO, BODY POSITIVE

agosto 07, 2020 3 minutos de lectura

En el siguiente relato nuestra amiga Juli, nos cuenta su historia de como paso de sentirse la oveja negra de su familia ha ser una mujer empoderada de su cuerpo y sexualidad.

Suscríbete

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios, y mejorar nuestros servicios.